ENTRE COPAS, por Horas de Horror.

No era habitual que asistiera a todas las fiestas o reuniones familiares, sin embargo por pedido de mis padres acepte ir al cumpleaños número 65 de mi tío Ralph.
Al llegar desde el primer momento me sentí incomodo y agobiado por tener que saludar a todos los invitados. La fiesta se estaba realizando a las afueras de la ciudad, en un lugar desolado y prácticamente campestre. Llegada la medianoche y tras copas y mas copas decidí salir del salon principal para tomar aire fresco. Encendí un cigarrillo y mientras veía la luna recordaba todos los momentos vividos con mi tío. Compartí muchos momentos con él durantre mi infancia. Era una persona generosa en todo sentido, desde salidas al cine hasta tambiés el hecho de recibir presentes caros. En el momento que empece mi adolescencia todos esos momentos buenos se tiñeron de color oscuro. Su esposa había muerto en ese entonces por lo que su actitud era comprensible. En ese momento no lo comprendí, quizás ahora con más de 30 años lo entiendo mejor, aunque en el interior de mi ser se guarde cierto rencor.
En el momento que decidí levantarme mi tío salió, aparentemente también para tomar algo de aire fresco. Lo observe cuidadosamente de reojo. Me sorprendí de su aspecto físico tan deteriorado. Lejos quedó esa jovial persona de hace tantos años atrás. Noté que llevaba una botella de whisky y dos copas. Me observó fijamente y me invitó a sentarme en unas sillas que estaban en el jardín. No entendía mucho la situación, pero accedí sin objeción.
Pasaron algunos minutos y yo estaba por tomar mi segunda copa. Realmente estaba delicioso, aunque algo fuerte para mi gusto. Se notaba el añejo del licor en la botella, dado que tenia la etiqueta completamente amarillenta. En el momento que iba a levantarme mi tío comenzó a hablar. Me contó sus años de sufrimiento y como trató de seguir con su vida al momento de fallecer su esposa. Ellos nunca tuvieron hijos, por lo que no pude evitar sentirme mal por sus años de soledad. Comenzó a hablar de sus recuerdos de cuando yo era un niño definiéndolos como los años más felices de su vida. Sentía como a su modo estaba tratando de disculparse. Algo que aliviaba un poco su amargura. Nunca quiso que su tristeza contagie a mí familia y mucho menos a mí.
De alguna manera después de un par de horas de conversación y varias copas de licor en la sangre, es inevitable que no se ablande un poco el corazón. Respondí a sus disculpas diciéndole que a pesar de haber guardado algo de rencor hacia él no evitaba el cariño que siempre le había tenido. Nos estrechamos fuertemente las manos y nos dimos un abrazo.
Minutos más tarde llene la copa de mi tío Ralph con lo último que quedaba, aunque quiso darme un poco en mi copa le dije que no quería más. En ese momento escuche como mi madre me llamaba con un fuerte grito por lo que me levanté para ver que estaba pasando. Mi tío agarro fuerte mi brazo, sentí un fuerte escalofrío alrededor mío. Me miro fijo y me dijo –gracias por la copa y tu comprensión. Ante el segundo llamado de mi madre, solo atine a hacer un gesto con mi cabeza y dirigirme al salón para ver lo que ocurría. En ese instante no podía creer lo que veían mis ojos, el cuerpo de mi tío yacía en el suelo. Toda la familia estaba desconsolada y yo con mi poca sobriedad no entendía nada. Poco a poco escuché que hacía mas de 2 horas que lo estaban buscando, hasta que uno de los empleados lo encontró en su habitación. Traté de explicarle lo sucedido a mis padres, pero quisieron escucharme. Corrí hacia fuera para ver si lo veía, pero solo encontré la botella y las copas.
Uno de los empleados salió hacia donde yo estaba y me dio una foto mía de niño. El hombre solo me dijo que estaba junto a su patrón en el momento en el que lo halló.
Nunca traté lo sucedido con nadie, solo pude encontrar algunas respuestas en algunos libros. La conclusión que saque es que ...más allá de las creencias religiosas que tengamos, en esta vida es muy difícil dejar algo pendiente. De una manera u otra para que la persona que deja este mundo y pueda descansar en paz no debe dejar ningún odio y ningún rencor. El pasaje entre esta vida y la otra abre un pequeño paréntesis que nos permite el perdón con quienes alguna ves tuvimos una razón para existir.

Basado en un hecho real.
Cuento corto por Horas de Horror.
2007.

1 comentarios:

sutter dijo...

http://sutterkahne.blogspot.com

nuevo escritor de horror!!
saludos desde la tumba

La belleza de la locura

Sobrevolando las negras llanura diviso mi vistaHacia el ocaso que anuncia el fin de mi existenciaEl cielo se torna enfermo y difuso ante mi presenciaMientras lanzan bocanadas de fuego los volcanes cuanFuriosos rugen como mi infestado corazón lleno de excremento
Figuras deformes se aferran a mi alma cansada de sobrellevarEl castigo y el terrible peso de mi lenta agonía que es conducidaPor aquel destino marcado en la soledad... el silencio.Hacia el holocausto espiritual ellos, me devoran con todo tipo de blasfemiasY me alzan por los fétidos aires, se burlan de mí, se alimentan de mi desdicha.
Dejan caer mi cuerpo por los llanos muertos donde termino en élPozo más negro, un pozo profundo y frío que cobijará esta almaDonde solo se alimentara del silencio, de las sombras... del dolor.¿Porque los dioses no permiten que mi ser pueda llenarse de luz?¿Porque si Dios existe me odia tanto?
La única luz que podré ver será la del cielo podrido con gases venenososDesde este pozo gobernara la insanía y la desesperaciónDesde este pozo comenzará a crearse por los vientos gélidosAlgo horrible pero bello al mismo tiempo, una locura abominableSurgida desde las mas desquiciadas y enfermas energías negativas provocadas por el odio.
Así pues no me queda mas que permanecer enterrado entre los huesos yOtras osamentas de los que estuvieron antes, ahora yo ocupo su lugar,De ahora en más la locura crecerá y se hará fuerte, tan fuerte que podría MatarmePero no, seguiré mirando con desdichaAquella cosa inalcanzable llamada amor,Porque de ahora en más solo reinará...La belleza de la locura.
Cuervos con cuerpo de serpiente y tres cabezasAcechan graznando mi nombreComo si fuese una burla, Puedo ver sus ojos destellantes girar rabiosos hacia mí,Los veo temblar de la hambrunaCuando aterrizan hasta los bordes, Me miran deseososPero yo me río... solo me río loco... Los señalo, me mofo también de ellosPorque no comerán carne.No comerán lo que ellos esperan... Solo encontrarán arena,En eso me convertiré... en arena.
Esa es la belleza de la locura, de mi locura, Con ella puedo hacer y deshacer lo que quiera,Con ella si quiero... puedo olvidarte...Matarte o transformarte en lo que más odias ser,Con esta locura puedo ver lo que quiera y lo que los demás no pueden, Con esta bella locura puedo obnubilar al serQue intente ser más que yo,Porque loco moriré, loco seré por la eternidad hasta que loco...Vuelva a nacer... así será la belleza de la locura... de mi locura... Y de nadie más.

 

Copyright 2007 ID Media Inc, All Right Reserved. Crafted by Nurudin Jauhari