LES REVENANTS



Generalmente cuando se opta por una cinta de zombies se suele creer que la diversión es lo principal para entretener al menos por un momento de distracción y cierta complacencia por la sangre. Al menos que no se trate de un film catalogado como serio, no es demasiado lo que puede dejar una cinta de estas características, salvo cuando se intenta por algunos medios buscar una vuelta de tuerca que pueda revalorizar algo que en principio se supone mera distracción pasajera. La cinta Francesa Les Revenants propone una historia al menos diferente del resto, adicionando componentes extras que se emparejan con cuestiones mas profundas de la vida misma, reflexiones sobre una situación peculiar envuelta de preguntas y dilemas sobre lo que es correcto y lo que no. Un pequeño drama intimista que se anima a poner el acento sobre los temas de fondo que suelen ser pasados por alto en la mayoría de oportunidades, dejando de lado un poco el aspecto visceral y más vehemente para construir algo que pueda elevar el tema planteado e intentar sortear estas características que tienen tanto en común unos con otros. Es grato ver como a falta de violencia desmedida la cinta infunde miedos, sobre todo en la idea de la progresión en la evolución hacia un nuevo panorama totalmente diferente del habitual, esa irrupción en lo inalterable de la cotidianeidad que infunde el miedo a través de preguntas de difícil respuestas y los dilemas que a su vez provoca. El film claramente se desencuentra con lo que los puristas suelen llamar una película de zombies a la vieja usanza, predominando para el caso la ambigüedad y su faceta metafórica, creando la intriga a través de su costado mas intimo. Aquí uno de los problemas centrales se basan en serias dificultades de carácter administrativo y organizativo, derivado de la incapacidad de reaccionar a modo que los miedos y los prejuicios más dificultosos no sean la traba por la cual no puedan resolver la situación. Personas que regresan de la noche a la mañana al mundo de los vivos, encontrados con familias y amigos en un estado distante y alienado del entorno en el que alguna vez se sintieron pertenecer, retirándose de una vida pasado y transitando el presente como seres indefinidos, que solamente parecieran recomponer momentáneamente el dolor de la pérdida. Es ahí donde las tantas contradicciones y planteos a nivel moral y social por quienes se creen capaces de dirimir la situación desde aspectos burocráticos, comienzan a jugar su propio papel en la historia, que hacer con estas personas que de repente retornaron de la muerte, seres con familias, trabajos, costumbres, derechos, que además se ven analizados con la mirada observadora y a la vez dramática de personas queridas que supieron amar con profundidad. Una fotografía plana, donde predomina la prolijidad de la mano de los blancos, hace que se mantenga cierto clima sumiso que no deja de perder intriga, aun con su ritmo pausado que se toma todo el tiempo necesario para producir expectación en quien se disponga a adentrarse en una historia adulta con una serie de aristas a descubrir.

La situación comienza cuando los seres queridos fallecidos en los últimos años, resucitan y vuelven para recuperar sus vidas como si nada hubiese pasado. Estas personas abandonan los cementerios en perfecto estado y sin ninguna explicación lógica, quedando a merced del manejo de grupos especializados mientras se discute la solución a este fenómeno sorpresivo, donde muchos temas resultan primordiales para manejar una situación complicada desde el punto de vista económico, organizativo y sobre todo moral. Es por eso que estos seres retornados de la muerte comienzan a tomar contacto nuevamente con sus familias, intentando avanzar sobre una realidad habitual, que lejos esta se acercarse a como solía ser tiempo atrás.


PhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucket

0 comentarios:

 

Copyright 2007 ID Media Inc, All Right Reserved. Crafted by Nurudin Jauhari