SLEEPAWAY CAMP 1983

La carrera del director Robert Hiltzik se ve emparentada exclusivamente a una de las sagas que supo entregar el slasher durante la década del ‘80, estamos hablando de Sleepaway Camp, tanto en sus secuelas como en sus versiones modernas, una estrenada hace poco tiempo y otra aun como proyecto a futuro. Involucrado como director y guionista, se encargo de dirigir el film que dio inicio, tratándose ampliamente de lo más interesante de una saga mediocre que aun no finaliza. Armada a partir de un cast de desconocidos, cuyos protagonistas más directos volverían a participar en las entregas actuales, el film se pasea por los tópicos más clásicos y recurridos de la época, en otro film de campamento hermanado directamente con el film fundacional de Sean S. Cunningham, Friday the 13th (1980). Lo realmente predominante en este film es el entretenimiento, con algunas dosis de humor adolescente, un recurso utilizado en gran parte de los films, completado con una serie de muertes y una trama interesante que puede sostener un film de claro tono pasajero y estética juvenil. La mediocridad de las actuaciones y los diálogos sumamente intrascendentes se ven acompañados de cierto suspenso que logra ganar mayor fuerza hacia el final del metraje, llegando a un final recordado aun hoy por quienes lo vieron, otro recurso fundamental para el film. Aunque por otro lado, el trabajo aportado por de la actriz Felissa Rose resulta interesante dentro de la historia, una actriz cuya carrera se ve dedicada prácticamente al horror. Un film bastante ajustado de una correcta dirección, similar a la media de películas slasher lanzadas en los 80’s, sin lujos a nivel técnicos aunque con la efectividad característica que necesitan estos films. La historia comienza mostrando la muerte del padre y el hermano de Angela en un accidente mientras navegaban en el lago. Unos años mas tarde, la joven y callada Angela, quien se encuentra bajo la tutela de su extraña tía, junto con su primo pasaran las vacaciones en un campamento de verano. Una vez en el lugar, Angela será victima de las constantes bromas y discriminaciones de los demás jóvenes, en el mismo tiempo en el que se comienzan a suceder una serie de terribles asesinatos dentro del campamento Arawak. Un film de la media que se recuerda con nostalgia, el cual entra de manera directa en el grupo de los slashers obligados, más allá de sus carencias y del inevitable paso del tiempo.

0 comentarios:

 

Copyright 2007 ID Media Inc, All Right Reserved. Crafted by Nurudin Jauhari