PROM NIGHT 1980

Hay ciertas frases que hoy en día se pueden emplear muy bien, como decir “películas eran las de antes” y más cuando a medida que pasan los años seguimos añorando el cine de los ´80. En este caso nos toca hablar de Prom Night, la cual logró meterse entre nuestros films favoritos. La historia comienza en 1974 cuando cuatro niños se encuentran jugando en una vieja escuela abandonada. Todo parece marchar bien hasta que se cruza en su camino una niña, a la cual empiezan a molestar con su peculiar juego. En un instante sin quererlo causan la muerte de la pequeña. Los niños hacen un pacto en el cual juran no decir nada respecto a lo sucedido. Varios años han pasado y los jóvenes adolescentes están a punto de graduarse. Al parecer el traumático suceso ha sido olvidado, pero comenzarán a recibir misteriosos llamados, en los cuales todos se verán involucrados.
El film nace a partir de una gran influencia tanto fílmica como comercial, aprovechando al máximo el éxito arrollador que tuvo Halloween. Si bien en este caso se parte de una buena idea, como un típico trauma de la infancia, nunca se logra explotar todos los recursos posibles. En este caso se veía mas a un grupo de sosos adolescentes acosados por un poco inteligente asesino. No obviamos que también The Texas Chainsaw Massacre fue importante en el cine Slasher, pero en este caso no se toma nada del film. Curiosamente se traen muchos aspectos de Carrie, basado en la novela de Stephen King, dado que ambas producciones se situaban en un baile de graduación. hora bien ¿Resulta Prom Night ser un buen film? Francamente, si. Esto se debe a que es una de las primeras propuestas que aparecieron allá por 1980. Otro punto importantísimo es que quién encabeza el elenco es la reina del terror Jamie Lee Curtis, quién se había ganado cierto respeto en el género y que significaba sinónimo de éxito. Ella prácticamente se carga con todo el peso del film en sus hombros. Su interpretación es realmente increíble y se nota su talento a comparación de los otros actores. Un punto importante fue también el de utilizar como asesino a un personaje común y corriente. Nada de asesinos sobrenaturales capaz de resistir caídas, golpes e incluso impactos de bala. En algunos momentos también puede resultar algo molesto este personaje y tal vez demasiado creíble, sobre todo en lo que mejor saben hacer que son las escenas de persecución. Mención de honor se lleva el gran Leisle Nielsen, quién encarna un papel muy importante y lo lleva de manera simple y brillante. Es una lástima que sus participaciones dentro del género hayan sido tan pocas. En cuanto al impacto que puede causar los pocos efectos que tiene, hay que decir que durante gran parte del film no sucede mucho. Todo queda reservado para el final con escenas muy bien logradas como la escena de la camioneta y el hachazo del final. Todo acompañado de una frenética música disco que logra molestar más de una vez. Prom Night esta entre los clásicos y si bien no representa la violencia visceral de muchos asesinos; reflejan la esencia slasher: fiesta, sexo, alcohol, drogas entre adolescentes es igual a muerte.

1 comentarios:

Michifus dijo...

Clasicazo! Recuerdo haberla visto a los 9 años, casi después de Noche de Brujas.
Una de las víctimas era la que después fue compañera de Martillo Hammer en la serie y, en la vida real, se casó con Michael Chrichton.

M

 

Copyright 2007 ID Media Inc, All Right Reserved. Crafted by Nurudin Jauhari